Luz verde de Grecia al proceso de la quita… ¿qué significa?

Andrés Mourenza

El Parlamento de Grecia dio luz verde al plan de la quita de parte de su deuda pública gracias a la amplia mayoría que goza el Gobierno de coalición entre el socialdemócrata PASOK y la conservadora Nueva Democracia (ND). El debate del texto, tramitado por vía de máxima urgencia, fue bronco debido a la oposición que despierta el plan entre los partidos de la izquierda, que en los sondeos ya suman mayor apoyo que los partidos que sustentan el ejecutivo del exbanquero Lukás Papadimos.

El plan de reestructuración de la deuda helena, pactado con el Eurogrupo esta semana junto al nuevo crédito de 130.000 millones de euros, significará la condonación de unos 107.000 millones de euros, es decir, el 53,5 %, del monto de los bonos tenidos por grandes bancos privados y fondos de inversión. Los bonos serán sustituidos por nuevos títulos griegos por un valor del 30,5 % de los actuales más otros con un valor del 15 % emitidos por el Mecanismo Europeo de Estabilidad Financiera (EFSF).

La legislación sobre la quita incluye un mecanismo llamado Cláusulas de Acción Colectiva (CAC) que permitirá obligar a los tenedores de la deuda helena a acogerse a la quita si hay una mayoría de acreedores que apoya la reestructuración. Pero las agencias de calificación, así como la Asociación Internacional de Permutas y Derivados (ISDA), han anunciado que el uso de estas cláusulas será considerada un “impago” que activaría los seguros de impago crediticio (CDS). Fitch anunció esta semana una rebaja de la nota de la deuda griega de CCC a C, un sólo escalón por encima del nivel de impago y los fondos de riesgo (hedge funds) ya habían avisado de que harán uso de sus CDS.  Según algunos analistas, eso podría extender la inestabilidad por el contagio a los bancos que hayan emitido este tipo de seguros.

Sin embargo, el ministro de Finanzas heleno, Evangelos Venizelos, le quitó hoy hierro a las posibles consecuencias negativas, al decir que “nadie presta atención a la activación de los CDS”. “Este tema no nos concierne porque no tendrá influencia sobre la economía griega. Y la eurozona también permanece indiferente a ello. Por tanto, estamos dispuestos a activar los CAC”, aseguró. De hecho, Charles Dallara, director del Instituto Internacional de Finanzas (IIF), que representa el interés de los grandes bancos en las negociaciones sobre la quita, aseguró hoy en el canal inglés BBC que “la mayoría” de los inversores está dispuesta a acogerse a la quita de forma voluntaria. “No consideran esto como una cuestión de caridad, sino que la evalúan con una perspectiva de costes y beneficios a largo término”, explicó el banquero.

Aunque los tenedores calculan que con la quita sufrirán pérdidas de un 70 % sobre el valor presente neto de los bonos, gracias a ella conseguirán asegurar parte de su inversión. Al estar sujetos los nuevos bonos a la ley británica, ello impedirá nuevas reestructuraciones unilaterales y permitirá que los acreedores puedan reclamar compensaciones y activos del Estado griego en caso de un impago real.

Además, el Gobierno dedicará buena parte del nuevo préstamo a financiar esta operación a través de incentivos a los bancos (30.000 millones de euros) y fondos destinados a la recapitalización bancaria (50.000 millones), algo que ha motivado la denuncia de la izquierda griega. “Deje de engañar y de chantajear al pueblo. Es mentira que los 130.000 millones sean para salvarnos. ¿Qué ganarán de ello los trabajadores? Sólo se benefician los bancos y los monopolios”, dijo hoy el diputado comunista Zanassi Pafilis en el Parlamento.

Con este proceso de la quita se espera que la deuda griega se reduzca hasta el 120,5 % del PIB en 2020, un nivel considerado “sostenible” por los expertos (aunque informes internos del FMI creen que no llegará a bajar del 129 %). Para ello Grecia debería volver a crecer al menos a partir de 2014, algo que se hace cada vez más difícil según muestra el empeoramiento de los indicadores. Hoy la Comisión Europea anunció que la recesión prevista para 2012 será del 4,4 % en Grecia, sensiblemente por encima del 2,8 % esperado anteriormente.

Una buena muestra de la recesión que atraviesa Grecia es un informe publicado por la confederación de pequeños negocios de Grecia, que prevé el cierre de 61.200 pymes durante este año. Ello conllevará previsiblemente la pérdida de 240.000 puestos de trabajo, que se sumarán a los 150.000 eliminados durante el pasado año en la pequeña y mediana empresa. Desde que estalló la crisis de la deuda, el paro se ha doblado en Grecia hasta situarse en el 20 % de la población activa y ya afecta a más de un millón de personas.

Un polémico tema dentro del proceso de la quita es la sujeción de los nuevos bonos depreciados a la ley inglesa, lo que según algunos expertos permitiría a los acreedores de Grecia reclamar sus reservas de oro:

Others are concerned that in the fine print of the 400-plus-page document — which Parliament members had a weekend to read and sign — Greece relinquished fundamental parts of its sovereignty to its foreign lenders, the European Commission, the European Central Bank and the International Monetary Fund.

“This is the first time ever that a European and probably an O.E.C.D. state abdicates its rights of immunity over all its assets to its lenders,” said Louka Katseli, an independent member of Parliament who previously represented the Socialist Party, using the abbreviation for the Organization for Economic Cooperation and Development. She was one of several independents who joined 43 lawmakers from the two largest parties in voting against the loan agreement.

Ms. Katseli, an economist who was labor minister in the government of George Papandreou until she left in a cabinet reshuffle last June, was also upset that Greece’s lenders will have the right to seize the gold reserves in the Bank of Greece under the terms of the new deal, and that future bonds issued will be governed by English law and in Luxembourg courts, conditions more favorable to creditors. SEGUIR LEYENDO EN NEW YORK TIMES

Versión ampliada de un artículo escrito para la Agencia EFE y publicado, entre otros, en la web del diario Expansión.

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a Luz verde de Grecia al proceso de la quita… ¿qué significa?

  1. Pingback: Un acuerdo neocolonial | Foro Mundial de Alternativas

  2. Pingback: El nuevo préstamo de la UE y el FMI a Grecia: Un acuerdo neocolonial « Guerra de conocimiento

  3. Pingback: El nuevo préstamo de la UE y el FMI a Grecia: Un acuerdo neocolonial | Matrizur

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s